Sistemas de Automatización en Edificios

Los sistemas de automatización de edificios, se encargan principalmente de controlar el sistema de calefacción y el aire acondicionado de un edificio.

No obstante, a medida que avanzamos en la era de la digitalización, la incorporación de estos sistemas, desempeña un papel más importante en la vida cotidiana.

Las nuevas tecnologías en materia de automatización, control y gestión de instalaciones, permiten hoy en día, no sólo supervisar y actuar a distancia sino también lograr que el sistema tome decisiones respecto a la seguridad y eficiencia.

Esto, ha significado poder realizar sistemas con unos grados de confort y eficiencia elevados. Estos sistemas, teniendo en cuenta el coste de la energía y el impacto medio ambiental, no han de ser exclusivos de grandes industrias o grandes superficies.

La inmótica y los edificios inteligentes

La combinación con la iluminación para incrementar el confort y el bienestar, la optimización de la utilización del espacio a través de la gestión de las habitaciones o la integración con recursos energéticos distribuidos, como paneles solares y baterías, para optimizar el uso de la energía, son algunas de las características que pueden integrarse en los sistemas de gestión de edificios.

Falta un cambio de modelo energético donde todas las edificaciones gestionen su energía y la optimicen al máximo.

El ahorro económico debe servir de retorno de inversión hacia un requerimiento energético

La automatización de edificios

Los nuevos sistemas para edificaciones, llamados BMS (Building Management Systems), apuestan por una inteligencia distribuida:

Sistemas como LonWorks o KNX, en esencia, están formados por sensores y actuadores.
No hay un controlador único.
Los sensores recogen información y los actuadores, en función de la parametrización realizada, actúan en consecuencia.

La comunicación se realiza con un BUS y protocolos de comunicación estandarizados y abiertos de manera que la instalación pueda ser integrada por elementos de diferentes fabricantes.

Se huye de una estructura centralizada donde una sola CPU recibe toda la programación.

Durante el diseño se debe tomar la precaución de otorgar la máxima independencia a cada parte de la instalación para evitar averías en cascada o caídas de sistema que dejen inoperativas las instalaciones

Gracias a la inmótica y la automatización de edificios, se integran diferentes protocolos y tecnologías, toda la gestión energética y de instalaciones para poder visualizar y controlar las edificaciones, gestionar gastos energéticos y control de averías en tiempo real.

Dinos qué podemos hacer por ti

Ponte en contacto con nosotros